Elipsis

Reyes Velayos

Cada año, justo después de Halloween y antes de que coloquen los turrones en el supermercado, se encierra en su casa con las persianas bajadas, desconecta la fibra, apaga las luces y el móvil y aguarda, al fondo del armario, detrás del cajón de los calcetines y de las toallas de playa, a que suene la alarma, justo después de Navidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s